T&C Manicura - Pedicura

Cómo y cuándo cortar las uñas de los recién nacidos / de los bebés

En: 26 / 10 / 2018 Comentario: 0

Las uñas de los bebés son diferentes de las de los adultos, más finas y quebradizas, más delicadas. En algunos recién nacidos son casi imperceptibles, pero en otros sobresalen de las yemas de sus dedos y se rompen fácilmente, creando pequeñas aristas con las que los pequeños se pueden arañar sin darse cuenta al moverse, especialmente en el rostro. Cómo y cuándo cortar las uñas de los bebés es una de las preocupaciones más frecuentes de los padres primerizos, ya que por un lado les da miedo hacerles daño a sus pequeños, mientras por el otro quieren evitar que se arañen.


Herramientas de manicura y pedicura adaptadas a su edad

Las uñas de los recién nacidos están muy pegadas a la piel, por ello es importante cortarlas o limarlas con mucha suavidad y delicadeza para evitar pequeñas heridas en los dedos. Es fundamental utilizar herramientas de manicura y pedicura adaptadas a su edad, teniendo en cuenta a la vez el carácter del pequeño. Es decir, si es muy movido quizás sería mejor elegir una herramienta a prueba de ‘sorpresas’ como una lima o un cortaúñas, mientras que si es más bien tranquilo, no habría problema en optar por una tijera.

Para los primeros días de vida lo ideal es utilizar la lima Minicure de vidrio templado, de grano extrafino y puntas redondeadas, lima con seguridad y máxima delicadeza. Una vez transcurridas las primeras semanas de vida, se puede optar por la lima especial de gramaje extra fino del kit Minicure, de extremos redondeados como la anterior, que se complementa de un pequeño cortaúñas de pequeño cabezal y forma ergonómica que facilita el corte preciso y limpio.

También se puede utilizar la tijera especial puericultura, especialmente diseñada para cortar las uñas delicadas del bebé, incluso desde el primer día. Sus lamas extracortas de punta redondeada permiten una máxima precisión y seguridad. El modo de cortar las uñas a los recién nacidos consiste en hacerlo siempre con mucho cuidado, recordando que la uña debe quedar por encima del borde de la piel. Es recomendable seguir la línea natural de las uñas dejando las esquinas cuadradas, para evitar posibles uñas encarnadas, y pulir posteriormente estas esquinas con una lima especial para uñas de bebé, como la del kit Minicure.

Con el tiempo, las uñas de los recién nacidos van cogiendo fuerza y ya no se rompen con tanta facilidad, es entonces, pasados los primeros meses, cuando los padres pueden comenzar a cortarlas con herramientas como las tijeras de bebés de punta roma

Y un último apunte, es recomendable elegir un momento en el que los pequeños estén tranquilos para realizar el proceso ‘manipedi’, como después del baño o incluso mientras duermen, así poco a poco se van habituando al proceso. Como veis hay muchas opciones para que los más pequeños luzcan manicura pulida y sin aristas y sobre todo no se arañen durante sus primeros meses de vida.